lunes, 17 de noviembre de 2008

Ya no hay más reyes de la selva...... nena.

Demasiada agua ha pasado bajo el puente desde nuestro último posteo. Lo cierto es que nuestra cámara fotográfica se rompió, y tuvimos que esperar al reencuentro con Juan y Aymará para obtener algunas tomas de cortesía y armar el posteo. Lo triste es que solo tenemos algunas fotos de los tres primeros días en la selva ecuatoriana, cuando en realidad pasamos once y vivimos una de las experiencias más increíbles de todo el viaje. Daniel, esta entrada es exclusivamente dedicada a vocè (por capo).

Más maravillas del camino.

En el camino de Baños al Tena, se encuentra la confluencia de los ríos Cindor y Lechita sola.

Esta foto es a pedido de Juancho, que quiere demostrarle al mundo lo hippie que es. Eleva sus dedos en una V para regalarnos un mundo mejor.
Clemente maneja a toda máquina. Mete rebajes a lo loco y solo levanta un poco la pata si ve que la temperatura se le esta disparando pa´ arriba. Cada tanto hace sonar el claxon y es feliz. Claro, la primera impresión es la de un loco que maneja un motor sin ruedas, varado en una sórdida habitación sin ventanas. Pero si se lo interroga Clemente dirá que las ruedas no son necesarias, pues no hay lugar físico a donde ir. Sus caminos están repletos de magia y ciempiés. Nuestros espíritus rudimentarios en cambio, prefieren seguir rodando sobre caucho y descubrir afuera, aunque sea por un tiempo más.

Nuestro principal objetivo en Ecuador era meternos en la selva. A priori parecía sencillo, pero poco a poco nos dimos cuenta de que no sería tan fácil como robarle un dulce a un niño, darle una paliza a un anciano, o vender explosivos en los pasillos de un avión.

Con la bendición de Dorotea, la mariposa socialista, nuestros pasos y el rugir de los motores, se fueron perdiendo en la espesura de la selva amazónica ecuatoriana.

La nave atraviesa el río Napo, sin saber del atentado que la selva le está reservando. Del Puyo a Tena, de Tena a Misahuashí y de allí a puerto Ahuano. Cada vez debíamos internarnos más, para conseguir una canoa que remonte el Napo y libere nuestros frágiles cuerpos citadinos, en países de vegetación impenetrable y cantores nocturnos de seis o más patas.

Anselmoooooo... Oso! Anselmo!

Juancho y Dr. Faca exhiben sus cuerpos musculosos a la vez que intentan ahogar a un par de niños en el río misahuallín. Desprovistos de toda clase de pudor o buen gusto, se resguardan del calor del mediodía ecuatoriano, en las frescas corrientes atestadas de pirañas y niños.


Si demasiada evidencia fotográfica intentaremos recrear lo sucedido por aquellos días. Con esta toma ilustramos como el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Tena, nos habilitó un sitio para pasar dos noches, intentamos vender artesanías en la inauguración de las fiestas locales (obteniendo tan solo tres dólares y el orín de un borracho que sin tapujos y ante la mirada impávida de los de Fuego, hizo lo suyo sobre el citro. Manejate loco), comimos hormigas voladoras llamadas Ucuy (increíblemente deliciosas, con un dejo de sabor a panceta ahumada),y terminamos de olvidar nuestro encuentro con Chávez y Correa en el Puyo.

Antes de dejar Tena y perdernos en aquellos caminos lodosos, nos aprovisionamos profesionalmente con: Crayones y papel para los niños, cigarrillos para los adultos, aceite, anzuelos, botas de goma para prevenir el barro y las picaduras de serpientes (altamente efectivas al menos que la serpiente te agarre en el barro), vitamina B para evitar las picaduras de mosquitos (tan promocionado por doctores paracaidistas y farmacéuticos adictos al odolito. Solo diremos que salimos de la selva con más de 300 picaduras en el cuerpo cada uno. Inédito), repelente (que finalmente desistimos de utilizar, pues para los insectos es aderezo) y tantos otros cachivaches más.

Botas antiserpientes (con felfer). Sin ellas nadie sobrevive en la selva. Nadie. Bue... Juan y Aymi no compraron y salieron vivos, pero el enriquecimiento de plutonio, jalea.
... desconectando el capacitor.
Finalmente dejamos las naves en punta Ahuano, y tomamos una canoa que navegaría apenas un rato por el Río Napo, para depositarnos en Misicocha. En el trayecto, nos refrescamos dos veces en el río (inédito), y aunque las caras de Aymi, Juancho y La Peque no reflejen demasiada felicidad, el aire se respiraba puro y los ánimos estaban bien altos.

Faca en cambio, no puede contener su sonrisa al escuchar el comentario que llega desde la otra punta de la canoa: "¡que te haces el Brad Pitt ahí, mamarracho con patas!".

Nunca nos advirtieron que una vez en terrafirme, debíamos caminar dos horas hasta llegar a la comunidad Quichua de Río Blanco. En cuanto la canoa se alejó un poco, levantamos la mirada y nos encontramos con dos caminos. ¿Y ahora? Nuestro instinto nos guió sabiamente y el barro justificó rápidamente la adquisición de las botas antiserpientes. Una verde bóveda repleta de insectos y sonidos desconocidos para nosotros, fue testigo de como se extinguía el sol, mientras alanzábamos y empezábamos a considerar la posibilidad de armar la carpa antes de llegar al caserío. Ya entre penumbras, llegamos a divisar algunos techos de chapa. ¡Río Blanco!

La vista desde el balcón de nuestra casa. Diez familias viven en Río Blanco, las casas están dispuestas en torno a un descampado central y la noche que llegamos nos destinaron una casita. Al día siguiente tuvimos una reunión con los hombres de la comunidad, para aclarar los motivos de nuestra visita. La presentación fue breve (inédito), manifestamos nuestras ganas de quedarnos y conocer la selva y como se vive en ella (inédito). También mencionamos que traíamos crayones para los niños (inédito + risas). Decidimos salir de caminata con nuestro guía y futuro amigo, Agucho. Llegamos a unas cascadas. ¡Al agua pato! todo muy lindo, pero mientras nos bañábamos, sentimos la presencia de 48 anacondas listas para el almuerzo. Salimos rapidito. Pues el profundo verde del fondo no ofrecía garantías (inédito).

Una tarántula asoma. Nuevamente, por falta de evidencia fotográfica, con esta toma ilustramos ciertos aspectos de nuestra visita a Río Blanco, que tal como lo imaginarán no están muy bien representados por este arácnido parcialmente trotskista. Ahí van....

No sabíamos muy bien que esperar, si bien la gente habla algo de español y no es difícil comunicarse, el Quichua es la lengua de la selva y su sonido fue el que escuchamos durante esos once días. Llegamos siendo solo turistas, más de lo mismo para todo el mundo. Gringos en nuestra propia tierra latinoamericana. Al principio, la distancia se mantenía sin excusas y si bien Agucho nos había recibido muy amablemente, con leña y algo de alimento (yuca y verde), el resto de la comunidad apenas si nos prestaba atención. Con el correr de los días, la cosa fue cambiando y nuestra visita, fue una de las experiencias más increíbles de todo el viaje. Poco a poco empezamos a acercarnos. Todos nosotros, los invasores (dicho en el buen sentido), llegamos y pretendemos ser recibidos como los dioses y que se nos festeje todo lo que hacemos. Pero lo cierto es que no hay motivos reales para que todo suceda de esa manera. Claro, los Gringos llevan sus bolsillos llenos, pero nosotros eramos un caso distinto, ¿y porque nos iban a tener en cuenta?

Cocoliso asoma. Con crayones a estrenar, la voz de Río Blanco (No paraba de llorar durante todo el día, y la cosa empeoraba por las noches), nos prepara un dibujo que viajará bien lejos antes de ser recibido por otro Cocoliso. Nuestra visita al colegio fue hermosa, tranquilos, con mucha vergüenza, los niños nos inspeccionan y se ríen de cada cosa que les decimos. Cada quién hizo su dibujo. Inocentes, felices y traviesos, se quedaron con un buen cacho de nuestro corazón. 400 gramos aproximadamente.
La gloriosa chicha.

La comida es un capítulo aparte. Once días a base de yuca, la gloriosa chicha, verde (banana verde que se asa, se hierve o se fríe y tiene sabor a papa), maduro (banana madura, más dulce que se prepara de las mismas maneras), guineos (bananitas pequeñas y super dulces), carachama (pez medio prehistórico, que sacábamos del río), y no mucho más. La chicha es sagrada, se hace a base de yuca hervida, machacada y fermentada mezclada con agua. Se toma todo el tiempo y en cantidades industriales, cada vez que se visita una casa, se debe beber chicha. Un días tras una caminata por la selva visitando amigos y parientes, bebimos unos 6 litros. Creíamos que íbamos a explotar. te sirven un tazón de calabaza de dos litros, apenas baja un poco el nivel, ¡RELLENADO! Casi morimos, hasta Agucho que es de allá, tuvo que salir a vomitar un poco porque su estomago estaba " a capacidad" (inédito).
Por el resto hay que poner la imaginación a la orden, ya que se deben preparar la yuca y el plátano de las mil y una formas para variar el menú. Cada tanto aparecía algún huevo, maní, sopa de armadillo, guanta o guatusa. También están las golosinas de la selva. La guaba y el cacao a los que se les extrae la pulpa dulce que rodea a la semilla. Realmente una experiencia asombrosa y desafienate, desde el punto de vista gastronómico. Créannos, que comimos en forma.
Cansada de la chicha y la yuca, la Peque piensa seriamente en mandar a una pequeña Boa constrictor a la olla.
Aymi y Juancho partieron rumbo a Quito y Los de Fuego, decidieron quedarse una semana más en Río Blanco, ahora sí, sin cámara. Loli comenzó a enseñarles algo de macramé a las mujeres, que terminaron siendo increíblemente generosas, divertidas y amistosas. También plantó yuca y se sumó a la gesta libertadora del cacao, en medio de una maraña de hierbas, palmas, árboles e insectos a puro machete. Desde temprano a trabajar a la finca de Clemente (el chamán de Río Blanco). A acarrear cosas desde el río, a bajar árboles a machete, a cortar paja tuquilla para los techos, a partir, a tejer, a pescar carachamas en el río, a acarrear los paquetes de hojas de palma sobre la espalda, a compartirlo todo. Queríamos ser un quichua más, y así pasaron los días de caminata en la selva, almuerzos y cenas con nuestros nuevos amigos. Trabajo duro y buen descanso apenas se escondía el sol. Entonces, las luciérnagas encendían sus candiles, y los sapos comenzaban su sinfonía.
Poco a poco, dejamos de extrañar el colchón, la comida, la ropa y la comodidad. La increíble fuerza de la selva y la simpleza de su gente nos atrapó por completo. Cuan simple es allí la vida. El trabajo rinde en alimento y satisfacción, la selva lo provee todo. Todo. De la selva uno se alimenta, la selva da para levantar las casas, da la cura a las dolencias y enfermedades, da la tranquilidad para el espíritu, y regala voces apenas susurradas de secretos y maravillas. Allí la compañia es más compañia, la ayuda más ayuda y los hombres más hombres.
Créannos que no existen las palabras para describirlo. Intentamos que les llegue un poquito de lo que vivimos, pero es una tarea frustrante. Hay que vivirlo. La despedida fue a los lagrimones puros. Los dos estábamos hechos unos chiquillos, llorando y llorando. Llorábamos por la despedida de esa gente increíble. Gente que nos dio todo, y abrió su corazón endurecido por la selva. Tan intensos fueron aquellos días y nuestro vínculo, que entre lágrimas nos llamarnos hijos, y nos ofrecieron un terrenito para que levantemos nuestra casa y vivamos allí cultivando la tierra. Pero debemos seguir nuestro viaje al norte. Secar los ojos que no dejan de ver el verde profundo, las inmensas palmas y ceibos, el atardecer que invita a la selva a cantar y reventar en mil sonidos. La tranquilidad hundida en nuestros pechos, el silencio arrullando nuestras mentes, el sol que cuando asoma no da tregua y la lluvia que llega para refrescarlo todo. Al dejar todo eso atrás, respiramos profundo y el corazón se nos estremeció de pena. Es la pura verdad. Veremos como hacemos para conseguir fotos de Clemente, Carmela, Agucho, Ventura, Verónica, Inés, Augusto, Pascual, Elsa, Katy, Mónica, Ali y los demás enanos. Por lo pronto a todos ustedes les decimos ashka pagarachu, y yuk punchagamma.

Keila y Maite. Enanas morfables.

Keila, Saida, Katy, Maite y una wawita NN entre las sonrisas de Juancho, Aymi, Loli y Faca.
Al bajar de la canoa que nos devolvió a Punta Ahuano, lo primero que ve Faca es a un niño saltando desde el techo del citro. A medida que sus pasos lo acercan a la nave se da cuenta de la tragedia. Un grupo de salvajes de la selva, se tomarom el trabajo de arrancar las calcomanías que con tanto trabajo Los de Fuego fueron recolectando en el camino, dañaron un limpiaparabrisas, escupieron todo el auto con chicha y al subir al techo doblaron uno de los parantes. Los queríamos matar con un palo, pero en lugar de eso, nos juimos chiflando bajito.
Los días siguientes fueron muy tranquilos, pasamos a visitar a los bomberos del Tena una vez más, y retornamos a la ¿civilización?. Rodó la nave otro tanto y nos depositó en tierras capitalinas ecuatorianas. Quito.
Recién llegados, metimos a la nave en el estacionamiento de un shopping (solo para dejarlo seguro y sin pagar), al acercarnos para salir a la calle por una rampa, el guardia con tono violento nos dice: ¡no hay forma de salir por aquí señores, solo autos! En ese instante vino a nosotros el recuerdo de la selva, y nos sentimos demasiado lejos.
Esta vez la foto surreal se las debemos, con el tema de la camarilla se complicó. Igual no pegan una loco (en los comentarios de la entrada anterior está la solución pasada). A no preocuparse que ya la hicimos arreglar en Quito (una pequeña fortuna), y hay blog para rato. Por lo demás, les contamos que estamos en la capital del Ecuador desde hace unos 5 días y la gente nos ha recibido espectacularmente. Hay muuuucho para contar, pero lo mejor vinen en camino asique preferimos poner todo juntito en la próxima entrada. Los extrañamos los queremos y bla, bla, bla.... No discutan con los vendedores de garrapiñada callejeros, que son las gentes más tercas que existen. Besos, abrazos y caricias con una lija al agua de 220.
Hasta la próxima.
¡Arrivederci e buonafortuna! o mejor aún ¡Yuk punchagamma!

25 comentarios:

  1. Nikolaï18.11.08

    Que experiencia, carajo!!!...
    Yo, en esta Barcelona gélida. Se arrimó el invierno y no es tan fácil encontrarse con la gente.
    Los quiero
    Nikolaï

    ResponderEliminar
  2. daniel lemmi18.11.08

    qué casualidad, para nosotros también es 18 de noviembre y también estamos en BCN aunque no tenemos tanto frío, es más queremos mandarles un caluroso abrazo y que estén bien.

    ResponderEliminar
  3. Hola Pimpoooooooollos! Fascinante las descripciones, Cundi. Tal vez la falta de reporte gráfico que te sustente, ayudó. Emocionante...
    Me hicieron viajar por la selva como Paula Daktari o más aún... qué se yo...
    Las pocas fotos, muy buenas. Elocuentes.
    Me hago la agrandada porque ya pasó "la selva", pero ahora, puedo entender que valió la pena el susto (mío).
    Es verdad eso de "no esperes nada y lo tendrás todo", no?. Logran ser felices en igual o mayor medida que nosotros rodeados de celulares, tele, auto, ropa linda, freezer, cocina... y no es que reniegue de la modernidad. Simplemente que está visto que no es allí donde estriba el bienestar del alma.
    Todo mi cariño y mis mejores deseos.
    Mamita ((Iris)

    ResponderEliminar
  4. Valio la pena la espera!
    Coincido en todo con mi suegri, Irisita, o la Yaya como quieran llamarla...
    Muuuuuuuuuuuuuuuy pero muuuuuuuy bueno el posteo!
    Un placer leerlo!!!
    Los quiero y extraño!

    ResponderEliminar
  5. WOW!! Sin palabras doctores, con las suyas relatando tremenda experiencia basta!
    Una pena grande lo de la camara... son cosas que pasan, no? Yo coincido con Iris en que posiblemente haya contribuido que este relato sea lo que es :)
    Espero sus proximos posteos desde los pagos ecuatorianos!
    Muchos cariños desde acá y fuerza!!!
    Un beso grande,
    Noe.-

    ResponderEliminar
  6. Anónimo19.11.08

    En cuanto a Facundo: En los 32 años que hace que lo conozco es la segunda vez (la primera fue Loli) que creo que algo lo golpeó fuertemente. No me refiero a cosas como una patada de Germán en el fuchi o las naranjas que caían del cielo en Loreto, sino a que algo le llegó muy profundo en esta última experiencia, cosa que hace muy bien porque demuestra que tiene un lado humano. Como su amigo, me alegra que viva estas cosas porque son las que salio a buscar. Por fin lo encontraste macho!!!!!.
    En cuanto a Loli: Gracias por hacer posible que esto sucediera, porque definitivamente este tipo sin vos hoy no estaría ahí. Seguiría vendiendo semillas vencidas y negando almanaques a sus amigos.
    En cuanto al citro: Lo único que faltaba era que le quiten las condecoraciones (ya lo habían mostrado desnudo, descuartizado, freezado, etc). No importa.
    Mis respetos (con orgullo)
    DIOS
    Sponsor Oficial de Americaencitro.
    (powered by Renata)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo19.11.08

    ¿vieron esto?

    http://www.youtube.com/watch?v=zGioGA_Mxvs

    Mis respetos.
    DIOS.
    Sponsor Oficial de Americaencitro.
    (powered by Renata).

    ResponderEliminar
  8. Anónimo19.11.08

    Se nota que Dios esta en todos lados, hasta en internet. si no como explicar el encuentro de ese video de los chicos. Y el subtitulado, buenisimo. en donde los chicos se explayan de porque la gente hace este tipo de viaje y explican todo minuciosamente solo un cartelito que dice: PEOPLE SAYS STOP, NO MORE.
    Bueno chicos me encanto este posteo, aunque debo reconocer que faltan las imagenes del viaje a traves del lente de Loli y Facu. No estan mal las fotos pero no es lo mismo.
    Se los extraña mucho por el barrio, les dejo un abrazo hasta el infinito y mas alla.

    Her-man

    ResponderEliminar
  9. Hola,que bueno ver nuevas noticias,también me encanto verlos en el video. Les mando un beso enorme y aunque no escriba muy seguido,aca estoy siempre pensando en ustedes.

    besos,Mecha

    ResponderEliminar
  10. Queridos locos

    Se agradece la dedicatoria, me alegra la menciòn, pero corrijo, los capos, son ustedes.

    Vida triste la de la mariposa, morir sobre una pata en el Ecuador, la foto postuma del bicho me conmueve.

    Hermoso video experimental, regalenle la optica al camarografo, se ve que le gusto, fundio todos los planos en el cristal.

    Con las formas zigzagueantes de los caminos y los textos que escriben, ya pueden ir armando el largo caligrama de este viaje.

    Un fuerte abrazo.

    Saludos y buen viaje!!

    Daniel

    ResponderEliminar
  11. Anónimo20.11.08

    Hola chicos, soy ALE ,la mama de juan francisco, ese chiflado que junto con aymi se encontraron en esta aventura, bueno.. ustedes sabian que por el mundo se encuentra de todo.En este momento sigo las dos paginas a la vez, y al igual que los chicos les digo FELICITACIONES!!!! Este contacto con la verdad de la tierra es algo maravilloso, ya me parece que nos conocemos. por eso les digo que se cuiden que disfruten y que sean felices, es muy bueno que mis chicos esten acompañados Les mando un beso grande. para FACA Y DOLORES. MAMA ALE

    ResponderEliminar
  12. Hola conejillos! Impresionante y muy lindo el posteo de esta vez, sobre todo da alegría verlos tan felices en medio de la selva, la chicha (lindo empacho se agarraron eh!) y rodeados de gente tan simple y sencilla como ustedes que hasta los trataron como hermanos. Sigo diciendo que las marcas que les deja este viaje las hacen las personas que van conociendo en el camino, más que los lugares. Y lo mejor, es que quedan para toda la vida, así que no se hagan tanto problema por las fotos que nunca llegaron a salir, lo más importante ya lo tienen registrado dentro de cada uno de ustedes.

    Y como queremos que sigan viaje hacia el infinito y más allá, desde acá el "Equipo América en Citro" hace esfuerzos logísticos casi impensados para que llegen a Ecuador los suministros necesarios y la máquina siga rodando. Los repuestos ya salieron de Mar del Plata, y además una admiradora acá en la oficina tuvo la brillante idea de agregarles una yapa que espero pueda compensarles aunque sea un poquito el traspié que sufrieron con el auto y los salvajes que lo atacaron, así que viene con "sorpresín" la cosa.

    Bueno, espero entonces que reciban todo en tiempo y forma como corresponde, y avisen apenas tengan novedades así desde acá nos quedamos con la satisfacción del deber cumplido.

    Les mando un abrazo grande, y muchas patadas ninjas para los nuevos 4 Fantásticos: Loli, Facu, Juancho y Aymará!(*) Saludos!!!


    El oso todopoderoso

    (*) Con esto, los antiguos 4 Fantásticos (Mr. Fantástico, la Mujer Invisible, La Antorcha Humana, y La Mole) quedan obsoletos.

    PD: MAMA ALE, SOS UNA IDOLA!! Y quedate tranquila que por suerte tus chicos están acompañados por otros tan chiflados como ellos, así que creeme que van a saber cuidarse entre sí!

    ResponderEliminar
  13. Hola queridisisisismos sobrinos, que alegria estar siempre con Uds.que bueno el viajecito por la selva, con tantas picaduras ya estan con todos los anticuerpos necesarios para toda la vida! no se enfermaran massss!! que bueno es eso...Los vemos re bien y muy felices es lo que mas importa, y si Facu sos Brad Pit y mejor aun muchisisissimo mas pinton!!!! y que te envidien todas las fans del rubion, vos lo superasssssssss, bien Loly por tu maridito y a cuidarlo, ja! de las chirusas que te lo envidiennnn!ja! bueno chicos todo nuestro amor y sigan con tanta alegria y buena onda como siempre, seguimos viajando con Uds. los queremos y acompañamos en casi este 1ºaño que ya estan por cumplir en esta aventura tan linda que estan viviendo. Mas besos y abrazos
    Juan y Mariciel(los tios que siempre tratan de estar alli, con Uds.)

    ResponderEliminar
  14. Se nota que dios es dios, conoce a Facund hace 32 años y Facundo tiene solo 29 ¿?; o a lo mejor no lo conoce tanto...
    Para mi que es un tipo que en el laburo tiene internet y bueno...
    Se ve que mucho trabajo no tiene.

    Saludos ezquizofrenicos!

    ResponderEliminar
  15. Margot25.11.08

    Holaaaaa viajeros alocados!
    Gracias Dió por el video de la francesita que les puso subtitulos, sino a Facu no le entiendo nada.ja
    Que lindo verlos un ratito aunque sea...
    Estimados, Ecuador no deja de asombrarme; gracias por mostrar la verdad de la milanga americana.
    Muchos muchos besos..

    ...ya se me pianta un lagrimon...
    Donde festejaran el año nuevo esta vez exoticos amigos marplatenses?
    Yuk punchagamma

    ResponderEliminar
  16. Hola chicos!!!! Hace tiempo que no les escribo pero siempre veo su blog porsiaca ah, qué lindo su viaje, las fotos, todo!!! de verdad que cada vez se pone más bonito. Ustedes realmente si viven (vivir debe ser eso que ustedes hacen, disfrutar cada minuto de la vida para lograr algo que quieres ser o simplemente ser lo que eres y hacer lo que quieres), y como ya saben acá en la ciudad solo sobrevivimos al ritmo de la rutina (siendo lo que no eres ni haciendo lo que quieres), que miedo dejar este ritmo a veces, pero si es por un sueño, una ilusión o por hacer algo que nos haga un poco mas felices y nos llene el alma, vale! Seguiré sus pasos algún día, por lo pronto ya renuncie a mi trabajo, ya está hecho. No hay vuelta atrás. Tal vez si salgo ahorita con el Toyota naranja rumbo al norte los alcance… De eso se trata no pensarlo dos veces; ya será algún día con Nico, ya la pensé dos veces…
    Bueno mis queridos Boli y Flacundo me despido desde Lima Perú, besos para los dos, acá no nos olvidamos de ustedes.
    Olga2

    ResponderEliminar
  17. Mariciel, será tu sobrino, pero también es mi yerno... y lo que tiene de lindo por dentro es tanto o más de lo que tiene por fuera...
    Que se cuiden mutuamente... francamente creo que no les hace falta nada más.

    cariños.
    Iris

    ResponderEliminar
  18. Un abrazo desde mar del Plata.
    fascinantes las aventuras, y parece mentira que esten cerca de cumplir un año en viaje!
    Que sigan teniendo suerte!

    ResponderEliminar
  19. Muchachos! yendonos de Otavalo mañana por la mañana rumbo a Colombia, finalmente se confirmó una vez nuestra teoría y acá no se vende nada!!! pero bueno pasamos una linda semana en los bomberos (buena onda!). Si se quedan por aca visiten la laguna de Cuicocha y la Cascada de Peguche camino a Ibarra. Esperamos encontrarlos!!! Un beso enorme.
    Aymi y Pancho
    PD: no damos mas de picaduras, en el hospital nos dijeron que es escabiosis o sarna (dddddddd) y generalmente la contagian los niños de la selva! Vayan a una farmacia que les dicen que tienen que ponerse.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo1.12.08

    ouch!!! sarna?..
    estaba por dejar mi mensaje de apoyo pero este que lei de los "estancieros" me puso la piel de pollioo!!!
    tarde mando algo al posteo pero poco que agregar al resto de sus lectores... impresionantes los cuentos de la selva!!! y sin duda que a una le tocan la fibra de salir a recorrer!
    como siempre espero que todo siga bn, muchos saludos y que siga la buena vida.
    Nichi
    pd. si van pa bogota avisen que puedo tener un contact
    pd2: saben algo de entrar a bolivia en auto? digo algo que no se sepa por las vias tipicas y si por la experiencia.. mi hermano se va con la estanciera en enero y esta en averiguaciones. Gracias!

    ResponderEliminar
  21. ivana bernardette2.12.08

    hola chicos!!!!
    como anda la flia laiz/navarro???
    espero que muy bien!
    por lo menos asi se los ve!
    me encanta saber de ustedes, y me rio mucho con sus historias...
    espero que sigan pasandola bien, aunque igual los extraño!!!!

    los quiero! y sean felices!
    ivana!!

    ResponderEliminar
  22. Hola amigos argentinos, me cruce con ustedes en Castro, Chiloe, creo que en febrero,con mi pareja venìamos llegando despues de viajar un mes por el Peru, con todas las ganas de convertirnos en nòmades para siempre, y fuè emocionante ver a quienes tienen la valentìa de hacerlo.Me alegra mucho ver cuanto han avanzado, fuerza y suerte para lo que queda, DISFRUTENLO AL MÀXIMO. Un abrazo.
    Hector Yàñez.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo22.12.08

    Entonces que parceros.... esa es la palabra pues para la posteridad, ustedes a esta hora deben estar durmiendo donde Caro y yo les estoy haciendo el sombrero que espero darles mañana temprano, asi que ojalá cuando lean este mensajito ya Juan lo tenga puesto y recuerden con agrado nuestra Manizales del alma donde siempre serán bienvenidos... como dijera Beneddetti... no se salven.... pero tampoco se pierdan, que bueno es conocer gente buena como ustedes, ojalá no nos olviden muy prontoy ojalá también que todo siempre salga mejor de lo que esperan, haganle firmes que pa´delante es pa´allá.... y cuando quieran regresar, saben que tienen las puertas y el corazón abierto... Hasta siempre pues PARCEROS...

    ResponderEliminar
  24. Anónimo22.12.08

    se me olvidaba... el mail, por si depronto no hablamos mañana... jorgeluigivac@hotmail.com
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  25. Anónimo15.4.12

    Una buena historia y experiencia inedita solo para los responsable y apoyar a la conservacion de la cultura,la vivencia y la conservacion de bosque comunitario.

    saludos
    Rio Blanco

    rioblanco.amazonia@gmail.com
    www.rioblanco-amazon.org

    ResponderEliminar

¡Dejarnos un mensaje es muy simple!
Después de escribir el comentario, abajo, donde dice 'Comentar como: Seleccionar perfil' hay que elegir Anónimo (la opción más simple, con tu firma en el comentario), o Nombre/URL (se debe completar el casillero Nombre o URL, o los dos) o para los que tienen blog, cualquiera de las otras opciones.